"Comandante Marcial" A 26 años de tu desaparación física.... Ahí estuvimos

Publicado en por Pensamiento Crítico



El pasado 12 de Abril estuvimos presentes en el cementerio de Santa Tecla junto a la tumba donde yacen los restos mortales de nuestro Comandante Marcial
acompañando a su esposa la compañera Tula Alvarenga, su hija y personas que acompañaron al comandante en aquellas huelgas y en las FPL.

Un evento lleno de muchas emociones, donde además hubieron compañeros que dieron testimonios, otros que recitaron poesía y otros que hicieron musica.

La encargada de dar las palabras de bienvenida fué la tía Tulita,  donde agradecía a los presentes por estarla acopañando y manifestaba su emoción por estar tambien acompañada por compañeras panificadoras.


Posteriormente compañeros del grupo poético Cuzcatlán de Santa Ana nos deleitaron con sus hermosas poesías que dejan implicitas todas las injusticias con las que el obrero y el campesino se enfrenta día con día. El comañero poeta Rafael Mendoza tambien nos encanto con su bello poema dedicado a nuestro compañero Salvador Cayetano Carpio. (más abajo se transcribe dicho poema).



Tambien la participación musical de los cantautores como Dimas Castellón y Frankiln Quezada que nos interpretaron las históricas "Canción del Bloque", "La Milonga del Fusilado", "Himno a la Bandera". Y la linda tonada de Victor Jara "Te Recuerdo Amanda" que mucho le encanta a la tía.







No solo de pan muere el hombre
Rafael Mendoza

 

Salvador Cayetano Carpio, un Marcial

 

1. Es tan amargo el pan cuando uno se lo come

Meditando en que esa hora plural y milenaria

Siempre ganó la aurora

Por que hasta en pedacitos de mapa

Como el nuestro,

Existieron manos encargadas de

amasar la evolución,La vida

Es tan amargo comprender que esos astros tostaditos

Madrugadores no alcanzan  a iluminar todas las mesas

Y que en cambio los perros echados

A los pies de los explotadores

Los engullen a diario por docenas.

Por eso tan difícil expresar la vergüenza

Que nos invade al entender

Que la consistencia actual de nuestras masas

Se debe entre otros factores

A la dedicación de un panificador

Que se quemó las manos en el horno

Calentado por la sangre de 30 mil paisanos

Desde 1932

 ¿ Se acuerda Salvador ?

De aquel instante en que quizo

Acabar de una vez con su vida

Buscando la manera de reventarse

La cabeza contra los catres de hierro

Donde sus torturadores le aplicaban el avión

En esos momentos de máximo suplicio

Colgado de pies y manos

Columpiado a patadas

Y con el cuerpo arqueado boca abajo

Comprendió que no podía darse el lujo de morir

Por que sentía que hasta el último aliento vital

Pertenecía a su pueblo

Engels También se estaba columpiando con usted

En aquella tortura ejecutada

Al margen de las leyes naturales

Y de las mas elementales garantías del hombre

Entre sus manos atadas

Hinchadas, privadas de su maravillosa mecánica

Y su cerebro sumergido en el rabioso hocico de la tiranía

La luz del pensamiento mantuvo su cenit

Y en ese genial crisol de las ideas,

que usted sentía a punto de estallar,

a falta de pan se cocieron los ladrillos

de la futura muralla que, después,

levantaría el pueblo contra la opresión

bajo su sabia dirección Marcial.

Con semejante salto de calidad humana

y revolucionara que usted dió

¡qué capucha iba a ser capaz de doblegarlo!

Los esbirros creyendo que usted iba a rendirse

y usted dándose el gusto de escupirle al terror.

¡Qué rabia habrán sentido los orejas

al verle resurgir de aquella cámara de espanto

y qué sonora carcajada debió echarse

Farabundo,

al ver que un panadero sería el encargado

de recoger la sangre obrera y campesina

 

y enseñar a desarrollarnos

y avanzar en una guerra que se prolonga

más allá de usted mismo!

¡Es tan amargo el pan!

Es más amargo cuando acompaña las noticias

de que usted ha decidido descansar,

para que otros se hagan cargo de la amasadura.

Descanse, pues, en paz,

después de tanto madrugar,

tanto luchar y quemarse las manos.

Tiene todo el derecho a hacerlo ahora,

precisamente ahora que la cosa está de punto

como pan caliente,

haciendo temblar a todo un imperio

y a sus otros patios traseros.

Que nadie ose profanar su sueño,

porque usted bien pudo echarse a dormir

para eterna memoria,

allá en los sótanos de la policía.

Y todos sabemos que no quiso hacerlo,

porque tenía que enseñarnos con el tiempo,

que en la prolongación de la claridad teórica

y en el acierto de la praxis permanente

Revolución o Muerte son formas de vencer.

 

2. aquí le dejo estas dos bolsas de pan

Una con francés de papa bien galan y tronador

Recién salido de donde los blancos

En la otra viene el de dulce bien surtidito

Salpores de maíz, porositos, porositos

Semita mieluda de tres pisos y de la pacha

Una poleada de la bimbo, unas cuantas cachurecas

Peperechas y honradas

Pichardinas con bastantita miel de piña

Maria luisa, santanecas, guarachas

Ilusiones, polvorones, chanvergas, cachitos

Sandinos, viejitas, hojaldres, tostadas

y rosquillas de las retorcidas y con canela

además de quesadilla y marquesote

de queso y de mantequilla

torta seca, alemanas de yema y de arroz

y una chachana que no podía faltar nuncamente

no se me quedaron los panes blancos con ajonjolí

y las semitas pelonas de la estrella

encimita algunas bizcotelas cholotonas

y salporcitos de almidón de las victorias

los pasteles de carne se los debo

por que en la internacional

solo hay en sabados

y el meanápoles

me da rimas entrar

porque de ahí sacaron al poeta Jaime Suarez

para darle mecha

pero envezmente le puse algunos bolovanes

y milhojas acabaditos de salir de la Eduviges

tonces ahí le dejo ese presente

en vez de flores

aunque parezca que venga con cocos

a la mera palmera

pero se me ha metido en la mollera

que cuando su materia respetable

salga del hoyo

convertida en papalotas

 y zompopos de mayo

encuentre suficiente con que

del mismo que usted

se pasó amasando por años

antes de agarrar las riendas

de esta yegua tan chúcara

que es la patria

¡mire pues!

Que hasta el mismo

Nombre de usted tiene.

Que le aproveche

Todo lo que le dejo

En nombre de todos los guanaquitos

Que gracias a su merced don Cayetano

Ya no van a tener que andar diciendo:

Luna dame pan, sino tenes

Anda al volcán

Por que en nuestro volcanes

Lo que se esta dorando bien

Es una gran torta liberadora

Manidita manidita

Y no es la luna

Sino una constelación de soles

Los que están poniéndole

El polvo royal

Para que se levante y

Agarre buen toque

Y cuando baje

Va ser repartida entre los paisas

Con cafecito de olla

Chocolate de tablilla

Y hasta con horchata

Ya va ver

¡ y asi quedamos !

 


 

Compañero Salvador Cayetano Carpio

¡ Hasta la Victoria Siempre !


 

Compañeros Eva, Chico y Toño

¡ Hasta la Victoria Siempre !


 

Compañero Juan Chacón

¡ Hasta la Victoria Siempre !


 

Viva la estrategia de la Guerra Popular Prolongada


 

Vivan las gloriosas Fuerzas Populares de Liberación



Descarga la biografía de Salvador Cayetano Carpio aqui:
http://www.cedema.org/uploads/Biografia%20Marcial.pdf



Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post
A
Agustín molina, José marques, Ricardo Marroquín, necesito que se comuniquen urgentemente con migo al 7302-0656, para que participen en el evento literario que les comente en el cementerio de Santa Tecla. Necesitamos adquirir sus obras.

Alex
Responder